28 de marzo de 2016

Dánae recibiendo la lluvia de oro

Danae riceve la pioggia d´oro (en italiano)
Es un cuadro pintado en el siglo XVI, dentro de la pintura veneciana, por Tiziano Vecellio y su taller, y ahora expuesto en el Museo Nacional del Prado. Se trata de una versión tardía, de hacia 1565, que fue encargado por Felipe II junto con otro cuadro, llamado Venus y Adonis. Con el nombre de <Poesías>, denominó Tiziano a un grupo de seis cuadros destinados a Felipe II. Este cuadro se encuentra dentro de sus obras mitológicas junto con Venus y Adonis, en las que sobresalen la belleza y sensualidad de los desnudos femeninos, bañados por una luz suave que modela los cuerpos, donde el uso del color tiene un valor prioritario.
http://www.jdiezarnal.com/artepinturadanaerecibiendolalluviadeoro.html
La obra se encuentra sobre un lienzo y la técnica llevada a cabo para su realización fue la técnica del óleo, técnica que se utiliza cuando los pigmentos están disueltos en aceite. El tema pintado representa el mito de Dánae, quien habia sido encerrada por su padre, el rey de Argos, en el momento de ser tomada por Zeus en forma de lluvia de oro. La figura central está recostada sonre la cama, con las piernas dobladas. A su derecha hay un perro pequeño, que se reputa como una cualidad de la cortesana. En la parte derecha hay una criada cuya espalda oscura contrasta con la blancura de Dánae; del mismo modo, hay una oposición clara entre su rostro envejecido y la juventud de la princesa de Argos. Esta sirvienta está recogiendo con un delantal las pepitas de oro que caen en forma de lluvia dorada, desde las nubes tormentosas que dominan el centro de la parte superior. Se observa un claro predominio del color rojo y un contraste de amarillos y azules. También se ve la transición de la piel blanquecina de la joven en contraposición a la nube dorada que aparece en la parte superior, y el color oscuro de la sirvienta o celestina. El principal foco de luz es la figura femenina desnuda, ya que se nos presenta con la piel muy pálida y blanquecina, al igual que el lecho donde se reclina. También vendría otro foco de luz del cielo desde donde caen las monedas. La escena muestra una actitud de reposo, como si la figura femenina estuviera esperando algo tranquilamente, con la mirada perdida y con una actitud serena y relajada. La profundidad se ha conseguido con las nubes y poniendo a la figura de la anciana en un escorzo leve.
Estas figuras se sitúan en un espacio indefinido, ni exterior ni interior; se ven las cortinas y las nubes al fondo.
En esta obra se percibe la influencia de Giorgione en la posición del desnudo, pero la pincelada es mucho más suelta, casi impresionista.
http://www.xn--espaaescultura-tnb.es/es/obras_de_excelencia/museo_nacional_del_prado/danae_recibiendo_la_lluvia_de_oro_p00425.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar en esta página.